Pizza con brócoli y pavo - Pa amb vi i sucre
De niña siempre me había costado mucho comer verdura, y eso que en casa, mi madre la cocinaba a menudo. Ha sido desde hace unos años que he empezado a acostumbrarme, y la manera ha sido en hacerla atractiva en un plato, hacer que entre por la vista y que no pueda resistirme a probarla. Hoy en día, el brócoli es una de mis verduras preferidas, me encanta combinada con pasta o arroz. De un plato de pasta que hice, sobraron unas branquitas que ya estaban escaldadas, y las he aprovechado para hacer esta pizza. ¿Qué os parece? ¿Entra o no entra por la vista?
pizza, brócoli
16869
post-template-default,single,single-post,postid-16869,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Pizza con brócoli y pavo

De niña siempre me había costado mucho comer verdura, y eso que en casa, mi madre la cocinaba a menudo.

Ha sido desde hace unos años que he empezado a acostumbrarme, y la manera ha sido en hacerla atractiva en un plato, hacer que entre por la vista y que no pueda resistirme a probarla.

Hoy en día, el brócoli es una de mis verduras preferidas, me encanta combinada con pasta o arroz.

De un plato de pasta que hice, sobraron unas branquitas que ya estaban escaldadas, y las he aprovechado para hacer esta pizza.

¿Qué os parece? ¿Entra o no entra por la vista?

 

Ingredientes

Para la masa (4 bases de 225 grs)

½ Kg de harina de fuerza

4 g de levadura fresca

15 g de sal

370 ml de agua

35 ml de aceite de oliva

 

Para el topping

Queso mozzarella rallado

Mozzarella fresca

Orégano

Brócoli

Pavo ahumado

Elaboración

  1. Empezamos haciendo la masa de la pizza el día antes. En el bol de la Kitchen Aid ponemos la harina, 300 ml de agua y la levadura, y lo amasamos a velocidad lenta unos 10 minutos hasta conseguir una masa lisa y elástica. Añadiremos el resto de agua, el aceite, y amasaremos 10 minutos más, hasta que la masa esté lisa, elástica y blanda.
  2. Pondremos la masa en un bol untado con un poco de aceite, la cubriremos con un paño de algodón y dejaremos reposar 15 minutos.
  3. Pondremos la masa encima de una superficie enharinada y la dividiremos en 4 porciones de 225 g cada una. Las enharinaremos, les daremos forma de bola y las colocaremos en una bandeja untada con un poco de aceite, dejando un poco de separación entre ellas. Taparemos con papel film y las dejaremos en la nevera 12 horas.
  4. Sacaremos la bandeja de la nevera y la dejaremos 30 minutos a temperatura ambiente.
  5. Precalentaremos el horno a la máxima temperatura y colocaremos la bandeja del horno al nivel inferior.
  6. Sobre una superficie enharinada pondremos una bola de masa y presionando con las manos desde el centro la iremos estirado hasta conseguir un círculo de unos 30 cm de diámetro.
  7. Colocaremos la masa sobre una pala o bandeja del revés y pondremos la base de la pizza sobre la bandeja que tenemos caliente en el horno.
  8. Coceremos la base durante 5 o 7 minutos hasta que coja un poco de color.
  9. Sacaremos la base del horno, pondremos mozzarella rallada y la volveremos a introducir en el horno durante 5 minutos más. La sacaremos de nuevo, pondremos un poco de orégano, y decoraremos con unas branquitas de brócoli que habremos escaldado previamente, una lonchas de pavo ahumado y un poco de mozzarella fresca, y la introduciremos de nuevo en el horno durante 3’ más.

 

Publicar un comentario