Sorbete de limón - Pa amb vi i sucre
Ya sabemos que el sorbete de limón es todo un clásico; pero los clásicos nunca pasan de moda, y además gustan a todos. Y aunque en cuestión de helados si que soy de probar nuevos sabores, al final siempre acabo volviendo a mis favoritos, que son el de limón y el de turrón o avellana. Muchos pensaréis que hacer helados en casa es demasiado complicado; y es verdad que ahora los hago con la heladera, pero cuando no la tenía también los hacía; y poder comer un helado o sorbete casero no tiene nada que ver con los que podéis comprar en el supermercado; ya que para empezar sabréis lo que llevan. Los sorbetes de frutas además son mucho más refrescantes y ligeros que un helado, ya que se hacen con agua en lugar de nata; por esos mucha veces, después de una comida o cena, a la hora de elegir los postres decimos aquello de "un sorbete para bajar" Dicho esto, tomad buena nota de la receta y animaros a hacer este sorbete!
sorbete, limón
17812
post-template-default,single,single-post,postid-17812,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Sorbete de limón

Ya sabemos que el sorbete de limón es todo un clásico; pero los clásicos nunca pasan de moda, y además gustan a todos.

Y aunque en cuestión de helados si que soy de probar nuevos sabores, al final siempre acabo volviendo a mis favoritos, que son el de limón y el de turrón o avellana.

Muchos pensaréis que hacer helados en casa es demasiado complicado; y es verdad que ahora los hago con la heladera, pero cuando no la tenía también los hacía; y poder comer un helado o sorbete casero no tiene nada que ver con los que podéis comprar en el supermercado; ya que para empezar sabréis lo que llevan.

Los sorbetes de frutas además son mucho más refrescantes y ligeros que un helado, ya que se hacen con agua en lugar de nata; por esos mucha veces, después de una comida o cena, a la hora de elegir los postres decimos aquello de “un sorbete para bajar”

Dicho esto, tomad buena nota de la receta y animaros a hacer este sorbete!

Ingredientes

475 ml de zumo de limón natural

300 ml de sirope

Ralladura de piel de limón

Para el sirope

475 ml de agua

400 g de azúcar

Hojas de menta fresca

Elaboración

  1. Empezaremos mezclando el agua y el azúcar en una cacerola y dejaremos que hierva unos 10 minutos.
  2. Retiraremos del fuego y dejaremos enfriar el sirope completamente antes de guardarlo en la nevera. Si os gusta podéis infusionarlo con unas hojas de menta hasta que se enfríe.
  3. Escurriremos limones hasta obtener 475 ml de zumo.
  4. Guardaremos el zumo de limón y el jarabe en recipientes herméticos en la nevera un mínimo de 8 horas.
  5. Pasado este tiempo sacaremos las hojas de menta del sirope y lo mezclaremos con el zumo de limón.
  6. Pondremos la heladera en la Kitchen Aid, seleccionaremos la velocidad 1 y verteremos el zumo de limón y el sirope.
  7. Lo dejaremos mantecar unos 20 minutos o hasta que tenga la textura adecuada. Con unos 12 minutos tendríais una textura de granizado.
  8. Guardad el sorbete en un recipiente hermético en el congelador y dejarlo un mínimo de dos horas antes de servirlo.
  9. Podéis poner un poco de ralladura de limón para potenciar aún más su sabor.
  10. Si no tenéis heladera, tendréis que poner la mezcla del zumo de limón y sirope en un recipiente hermético en el congelador durante 1 hora, retirarlo y remover con un tenedor. Repetid este procedimiento 2 o 3 veces más.

 

Etiquetas:

Publicar un comentario